Saltar al contenido

Como ventilar adecuadamente tu casa

Contenido

 

La ventilación en las viviendas

Hoy más que nunca se ha demostrado que la ventilación de espacios cerrados como nuestra vivienda es clave para mejorar nuestro bienestar además de reducir la incidencia de virus, bacterias y otros elementos contaminantes.

Por lo que  ventilar una casa ya no solo es necesario, sino que es obligatorio si pretendemos un nivel mínimo de vida saludable en nuestro propio hogar.

Nuestro organismo necesita respirar aire limpio, libre de las toxinas u otros contaminantes que a diario se acumulan en cualquiera de las estancias de nuestra casa.

Esperamos que nuestros consejos puedan ayudarte a mantener tu hogar saludable siempre 😉

¿Existe una ventilación natural en la vivienda?

Si te preguntas como ventilar una casa naturalmente, en primer lugar debemos contarte que las viviendas de forma natural disponen de elementos, como las cámaras de aire, que nos permiten habitar en ellas de la mejor forma posible, ellas nos resguardan del frio en invierno y del calor en verano.

También otros elementos como son las ventanas, son espacios muy robustos diseñados para evitar las fugas de calor o frío, aunque la realidad es que son «agujeros» por donde se escapan el 30% el calor o el frio de nuestra vivienda. El problema es que no existe de forma habitual elementos en las viviendas que permitan la entrada de aire de forma constante o adecuada.

La única solución fácil y barata es la ventilación natural de la vivienda con la apertura de ventas, y puertas en algunos casos si fuera necesario, de esta forma nos aseguramos un cambio de aire frecuente.

La forma más adeudada de realizar la ventilación de una casa es crear corrientes cruzadas utilizando el Aire natural (siempre será la primera opción) .De esta forma el aire limpio del exterior circula más rápidamente entre todas las habitaciones de la casa.

¿Por qué hay que ventilar la casa y sus habitaciones?

Piensa en esta situación: te has despistado un momento y esa rica cena que estabas preparando se ha cocinado más de lo que debería y de repente comienza a oler toda la casa a ese característico olor a comida quemada. Inmediatamente retiraremos del fuego el recipiente donde estábamos cocinando y acto seguido, qué haremos? abriremos las ventanas para poder liberarnos de ese de molesto olor.

En nuestro día a día sucede algo similar sin llegar a ser tan perceptible por nuestros sentidos, el aire de nuestra casa comienza a volverse viciado, notamos quizás alguna molestia a la hora de respirar, nos duele la cabeza… esos son los signos que nos indican que nuestro hogar necesita ser ventilado.

Las personas necesitamos oxigeno para vivir, sin embargo a su vez exhalamos CO2 (unos 450 ml de CO2 por minuto, según las medidas de espirometría) que se queda en el ambiente hasta que realizamos la renovación del aire gracias a la ventilación.

 

¿Cuánto tiempo es necesario para ventilar correctamente una casa?

En este punto la constancia prevalece sobre el tiempo, es decir realizar la ventilación todos los días sin excepción será clave para tener nuestro hogar con aire limpio siempre.

Sobre el tiempo necesario para ventilar las recomendación oscila en los 10 y los 20 minutos, al menos una vez al día. Si bien es cierto que la estación del año nos puede invitar más o menos a mantener una ventilación más o menos prolongada, realizarla a diario es muy importante.

 

¿Cómo ventilar una casa en verano?

El varano es un momento de expansión y apertura en todos los sentidos y ventilar la casa es casi algo que hacemos de forma espontánea especialmente por la mañanas y derivado de las altas temperaturas a las que nos vemos expuestos.

Ventilar la casa en verano es fácil. Únicamente hay que tener en cuenta que las horas de calor intenso es más conveniente tener las ventanas cerradas o abiertas pero siempre protegidas por elementos exteriores como persianas que reduzcan la temperatura que nos llega a la vivienda.

Una vez que cae el sol es recomendable abrir nuevamente las ventanas de las casa para poder ventilar y reciclar el aire a la vez que refrigeramos de forma natural nuestro hogar.

Mantener las ventanas abiertas por la noche ya es una decisión personal que cada uno debe valorar en función de si es o no especialmente friolero/a. Si bien no es indispensable ya que como hemos visto, en verano, gran parte del día las ventanas permanecen abiertas con lo que el espacio está suficientemente ventilado.

Es recomendable prestar atención al uso que hacemos del aire acondicionado, su uso no evita que en las primeras horas de la mañana y dela tarde/noche haya que ventilar las diferentes habitaciones, esto nos ayudará a refrigerar de forma natural las estancias a la vez que reciclamos el aire del interior.

También recomendable puede ser el uso de mosquiteras u otros elementos que impidan la entrada de insectos al interior de la vivienda, evitando así las molestias que pueden ocasionarnos en el interior así como las posibles picaduras típicas de esta época estival.

 

¿Cómo ventilar la casa en invierno?

Si ventilar la casa en verano es fácil hacerlo en invierno es algo más complicado pero igual de recomendable. Las bajas temperaturas nos invitan poco a abrir ventanas para reciclar el aire sin embargo es una acción sumamente recomendable más cuando utilizamos sistemas de calefacción.

Lo ideal es poder abrir las ventanas de toda la casa durante las primeras horas de la mañana para ayudarnos a liberar el ambiente reseco que puede habernos dejado el uso de la calefacción durante la noche así como ha reciclar el aire del interior de la vivienda.

Podemos aprovechar también los días de sol para alargar más esa ventilación o realizar otra apertura más en horario de tarde ayudando de esta forma al reciclado de aire y a la oxigenación del ambiente.

 

¿Cómo ventilar una habitación sin ventanas?

Los problemas habituales en grandes ciudades donde existe de forma generalizada pisos interiores es como ventilar una habitación que no tiene ventana.

En estos casos tenemos que ser especialmente creativos para encontrar soluciones fáciles y prácticas. La estrategia a seguir será buscar la ventana o puerta más cercana a la habitación que queremos ventilar, abrirla hasta su máxima capacidad dejando la puerta de la habitación sin ventana abierta. De esta forma estamos dando un flujo de aire a la habitación que nos es complicado ventilar.

Si disponemos de tiempo para mantener un periodo de tiempo largo la ventana abierta será perfecto si no podemos ayudarnos de elementos mecánicos sencillos que todos tenemos en casa, por ejemplo un ventilador. Lo situaríamos de espaldas a la ventana abierta y de esta forma el ventilador tomará el aire del exterior y lo «empujará» hacia dentro de forma más rápida que es lo que queremos.

Si la opción de encontrar una ventana cercana la habitación no fuera posible porque esté muy alejada, podemos buscar una solución algo más costosa pero igualmente eficaz, usar un Filtro de Aire Hepa. Estos mecanismos son sencillos, es un ventilador equipado con un filtro de alta eficiencia HEPA que nos ayudará a reciclar el aire de la habitación. La ventaja de esta solución es que podemos utilizarlo también para el resto de estancias de la vivienda si tenemos dificultades para ventilarlas.

¿Cómo ventilar un sotano?

Los sotános son espacios parecidos al ejemplo que describíamos en el punto anterior, habitaciones sin ventanas pero en este casos de dimensiones mayores. Si bien es cierto que el uso que habitualmente se da no es como el de una habitación más de la casa, existen caso en los que el sótano se destina a un pequeño gimnasio o espacio para trabajar, y en esos casos si hay que prestar la atención que merece a la ventilación del espacio.

Habitualmente los sotanos no cuentan con ventanas, sin embargo existen espacios destinados a ser sótanos que sí disponen de ventanas algo pequeñas es cierto pero ventanas al fin y al cabo.

Si este es tu caso ya sabes, abrir bien esas pequeñas ventanas será de gran ayuda para ventilar correctamente el sótano. También puedes instalar unas mosquiteras que impidan el paso de insectos o pequeños animales, ya que la altura de estas ventanas suelen estar al nivel de calle.

Pero si hablamos de ventilar sótanos sin ventanas la dificultad aumenta ligeramente. De forma general los sótanos están ubicados en las parte más baja de la casa por lo que si no dispone de ventanas es posible que en esa planta no exista ninguna otra habitación con ventanas. Si existiera alguna habitación anexa con ventanas segurísimos las recomendaciones que hemos descrito en «Cómo ventilar una habitación con ventanas».

Sin embargo si nos situamos en un sótano sin ventanas y sin espacios anexos con ventanas tendríamos que plantearnos varios puntos:

Abrir una ventana

Valorar realizar alguna apertura donde ubicar al menos una ventana, sí esto requiere de obras y todos sabemos el estrés que supone pero quizás sea una muy buena opción.

Por aquí una idea, ya que te pones haces una puerta de acceso.

 

Utilizar la planta superior para forzar la ventilación

Mantener abierta alguna puerta o ventana en la planta superior y cercana a la escalera que baja hasta el sótano utilizando la técnica de empuje con ventilador.

Filtro Hepa

Si ninguna de las opciones anteriores es para ti una salida puedes probar con una solución mucho más sencilla pero a la que tendrás que destinar algo de inversión.

La propuesta que te hacemos es ventilar el sótano sin ventanas a través de un filtro hepa, un filtro de alta eficiencia que hará que el aire de la estancia sea más limpio para las personas que estén en ella.

 

¿Cómo ventilar un baño sin ventanas?

Si has tenido o tienes uno ya sabrás que no es buena idea contar con un baño sin ventanas pero debido al diseño de nuestras viviendas en muy común encontrarnos al menos con un baño en nuestra casa que no cuente con ventana.

En este caso la frecuenta es obligada, cómo ventilar los baños sin ventanas? la respuesta es encamina hacia dos formas de hacerlo:

Ventilación mecánica

En este caso podemos contar con una solución mecánica como son los extractores típicos para los baños, si bien no es un filtro al menos sí podremos sacar el aire (y olores) del baños y «tirarlos» hacia los conductos correspondientes.

Abrir ventanas anexas

Otra solución se encamina a buscar la habitación más próxima al baño que cuente con ventana. Si está cerca la solución sería muy sencilla de aplicar sin embargo si se encuentra alejada podríamos probar a utilizar el empuje con ventilador de aire nuevo y comprobar si puede llegar hasta el baño que queremos ventilar.

 

Lo ideal sería combinar ambas soluciones ya que ninguna por sí sola garantizan un 100% de ventilación.

 

Esperamos que estas recomendaciones te hayan sido útiles y te hayamos ayudado a conseguir una vivienda más ventilada y más saludable 😉

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies